Woodeye Crusscut: Hohmann Holzindustrie - 100% satisfecho

Hohmann Holzindustrie de Geisa/DE tiene unas exigencias especialmente altas en lo que respecta a la detección automática de defectos. Por ello, la empresa de Turingia necesita un socio fiable en el campo de la tecnología de escáneres y ha optado en repetidas ocasiones por los escáneres Woodeye de MiCROTEC.
Woodeye Crusscut: Hohmann Holzindustrie - 100% satisfecho

País

Alemania

Cliente

Hohmann Holzindustrie

Como fabricante de tableros de madera maciza encolada para la industria de escaleras y cocinas, Hohmann Holzindustrie de Geisa/DE tiene unas exigencias especialmente altas en lo que se refiere a la detección automática de defectos. Por ello, la empresa de Turingia necesita un socio fiable en el campo de la tecnología de escáneres y ha optado en repetidas ocasiones por los escáneres Woodeye de MiCROTEC.

En el verano de 2022, Wolfgang Hohmann, propietario y director general de Hohmann Holzindustrie, invirtió en una nueva línea de corte. Como parte de la inversión, también se sustituyó el escáner existente. La primera máquina se entregó ya en 2008. La nueva Woodeye Crosscut es ya la cuarta de este tipo que se instala en Geisa, en la frontera entre Hesse y Turingia. "El modelo anterior era de 2018, por lo que técnicamente no teníamos que actualizarlo. Sin embargo, pudimos vender toda la línea de corte, incluido el escáner", comenta Hohmann sobre la inversión más reciente y añade: "Cuando se tomó la decisión de invertir, tuvimos claro desde el principio que volveríamos a trabajar con MiCROTEC, porque hemos estado 100% satisfechos durante todos estos años."

Aprovechar las sinergias

Una diferencia entre la máquina antigua y la nueva es el aspecto del escáner, ya que se trata de la última generación de escáneres MiCROTEC. Las sucursales MiCROTEC Linköping/SE y MiCROTEC Rosenheim/DE fueron las principales responsables de la entrega del escáner. "Nuestra sucursal alemana, en particular, es muy importante para nosotros, simplemente por el idioma y la proximidad a nuestros clientes de habla alemana", explica y añade Peter Hagnberger, director general de MiCROTEC Rosenheim: "En el grupo MiCROTEC aunamos nuestra experiencia y nuestros puntos fuertes y podemos establecer nuevos estándares, especialmente en investigación y desarrollo."

El software como factor decisivo

Además de la apariencia, han ocurrido muchas cosas bajo el "capó" de la última generación de escáneres: "El nuevo modelo es aún mejor a la hora de detectar nudos y grietas", afirma Hohmann, que se muestra satisfecho con el rendimiento. Según Hagnberger, esta mejora es principalmente el resultado del esfuerzo constante por seguir desarrollando el software: "Los programas inteligentes, que se ejecutan en segundo plano, son factores clave para la detección fiable de defectos en la madera. Junto con elementos de hardware de última generación, nuestros escáneres ofrecen unos resultados de escaneado y optimización perfectos."

Interacción perfecta

El escáner Woodeye utiliza varias cámaras, sensores y láseres a cada lado del elemento para escanear con detalle la superficie de la madera e identificar nudos, grietas, menguas, decoloraciones y otros defectos de la madera. "Por supuesto, la tecnología en sí es crucial, pero lo que marca la diferencia es la posición de cada uno de los sensores dentro del escáner. Aquí es donde nosotros nos destacamos con nuestra experiencia de décadas en la construcción de escáneres", explica Hagnberger.

Otra característica especial de la máquina instalada en Hohmann Holzindustrie es la posibilidad de disponer de una mezcla de anchos. Durante la producción, elementos de diferentes anchos pasan por el escáner uno tras otro sin necesidad de cambiar ningún ajuste. "La unidad de alimentación escanea automáticamente la anchura de los elementos. A continuación, la cámara lateral del interior del escáner se desplaza en cuestión de milisegundos". En su momento, Hohmann fue uno de los primeros clientes para los que integramos esta tecnología en el escáner", recuerda Hagnberger.

Personal formado

"Para sacar el máximo partido del escáner, se necesita personal formado que entienda la máquina y sepa manejarla", afirma Hohmann, hablando desde la experiencia. Por eso, para él y su equipo, recibir el escáner Woodeye número cuatro supuso un cuarto curso de formación in situ en Linköping.

 

"Nuestra persona de contacto y jefe de proyecto en MiCROTEC desempeña un papel fundamental. Siempre escucha nuestras preocupaciones y necesidades. Durante el curso de formación, definimos juntos lo que es importante para nosotros y cómo podemos utilizar el escáner para alcanzar nuestros objetivos", afirma Hohmann. Está muy satisfecho con el paquete de servicios y asistencia que ofrece el fabricante del escáner. "Llevamos muchos años trabajando con Hohmann y pudimos profundizar aún más en los detalles durante la formación porque los operarios ya tenían conocimientos básicos", añade Hagnberger.

 

El artículo completo de TIMBER-ONLINE puede consultarse aquí.

»Cuando se tomó la decisión de invertir, tuvimos claro desde el principio que volveríamos a trabajar con MiCROTEC, porque hemos estado 100% satisfechos durante todos estos años«

Wolfgang Hohmann

Propietario y Director General de Hohmann Holzindustrie